Historia del Colegio

El año 2003 se inician las gestiones para tomar de nuevo como institución de carácter privado con una formación integral y en septiembre la Secretaria de Educación Departamental acepta la propuesta y autoriza la creación de un colegio no oficial, denominado: “COLEGIO FRANCISCO PALAU Y QUER”

En el año 2004, a principios del mes de enero, desde la ciudad de Medellín viajan varias hermanas Carmelitas Misioneras para atender a la apertura y organización del naciente Colegio Francisco Palau y Quer en San Juan del Cesar, La Guajira y desde la ciudad de Cartagena también se desplazan algunas hermanas con el mismo objetivo. El 30 de junio de 2004, la Secretaría de Educación Departamental de la Guajira, le concedió al colegio la Licencia de Funcionamiento No. 035 de junio 30 de 2004 en el Sector no Oficial, propiedad de la Provincia Sagrado Corazón Carmelitas Misioneras para los niveles de Básica Secundaria y media, mediante Resolución Departamental No.257 de Abril 18 de 2005

El 26 de septiembre de 2007 el Colegio Francisco Palau y Quer recibe el certificado de calidad con ICONTEC – IQNET, el cual mantiene por varios años hasta que la provincia decide no seguir, con esta certificación externa, pero si continuar a nivel interno manteniendo el proceso de calidad en el servicio educativo.

En el año 2008 al Colegio Francisco Palau y Quer, se le otorga reconocimiento de carácter oficial a los estudios correspondientes a nivel educación Preescolar y Educación Básica Ciclo Primaria con los grados Pre-jardín, Jardín, Transición y de Primero (1º) a Quinto (5º) mediante Resolución No.552 de mayo 12 de 2008.

El Colegio siempre tiene sus puertas abiertas para consolidar la aventura de la formación y evangelización; tanto así que con la celebración de la Semana Palautiana toda la comunidad educativa y el pueblo sanjuanero serán observadores de cada una de las actividades que se realizan; especialmente nuestro gran DESFILE PALAUTIANO.

El colegio durante estos años de servicio y formación ha vivido muchos momentos y acontecimientos que como familia Palautiana nos han llenado de alegría y deseos de seguir construyendo comunión, con un sentido de pertenencia que nos identifica, liderazgo en la región por la excelente calidad académica y disciplinaria, el compromiso solidario con los que más lo necesitan y el amar a manera de Jesús. Queremos seguir dando lo mejor por la formación de las nuevas generaciones.

Este estudiante que se ha graduado en el Francisco Palau sea testimonio vivo de la presencia de Jesús en su vida y de compromiso social como futuro profesional. Recuerda que Dios y María Santísima son tus compañeros de camino y te bendicen.